Una escultura en el Eixample. Rebeca Muñoz

Tenemos una tendencia ignata a alejarnos de todo aquello que nos incomoda. La última vez que pisé el seminario fue en los albores del 2009, para ver su colección de fósiles, la mejor de Europa a decir de los eruditos.. Me atendió el Mn Calzada, un sabio en el tema. Hoy, después de cuatro años, vuelvo a voltear el edificio, y me encuentro con la grata sorpresa de una escultura de elaboración sorprendente, al menos para mi. Está dedicada al

visto en Tot Barcelona