Un arreglo esperado ¡¡

Entre Floridablanca y la calle Casanovas, hubo una tienda de colchones, con tan pésimo gusto que pintó todas las ornamentaciones de los ventanales. Eran de primero del XIX.

visto en Tot Barcelona