Soy afortunado, no tengo 18 años…

Cuando abro el diario y miro las ofertas de trabajo, generalmente me cabreo.
La cuestión es pedir lo máximo por el mínimo jornal. Trabajarás todos los festivos, da igual si tienes hijos como si estás en edad de merecer. Conocerás tantos idiomas como sea posible (nunca están demás), pero se te pagará por uno solo. Tendrás tantas carreras como no se necesiten para vender y firmarás contratas laborales, entendiéndose con ello que siempre estarás en plantilla, pero jamás fijo. Y por supuesto, no pretendas tener pagas dobles, en las contratas laborales no existen.
Lo dicho. Soy afortunado, el futuro ya no pica a mi puerta.
Quan obro el diari i miro les ofertes de treball, generalment em cabrejo.
La qüestió és demanar el màxim pel mínim jornal. Treballaràs tots els festius, és igual si tens fills com si estàs en edat de merèixer. Coneixeràs tants idiomes com sigui possible (mai estan de més), però se’t pagarà per un solament. Tindràs tantes carreres com no es necessitin per vendre i signaràs contractes laborals, entenent-se amb això que sempre estaràs en plantilla, però mai fix. I per descomptat, no pretenguis tenir pagues dobles, en les contractes laborals no existeixen.
El que s’ha dit. Sóc afortunat, el futur ja no pica a la meva porta.






visto en Tot Barcelona