Setas (níscalos) en verano

Bien extraños es hallarlos en otoño, porque se forman bandadas de ciudadanos que arrasan con todo lo que parezca comestible y se asemeje a una seta; hordas, diría más bien, pero más curioso es encontrarlos a la entrada del verano y a las puertas de Barcelona.
Les dejo con un par de ejemplares. No me pregunten de que marca son. No lo se. Les explico, cuando deseo “bolets”, voy y los compro en la tienda.
Nuestro colaborador Adolfo, corredor de fondo, ecologista de pro, defensor de todo lo defendible y curiosón de oficio,

visto en Tot Barcelona