Se presentan los restos arqueológicos de la Basílica dels Sants Màrtirs Just i Pastor

Los restos, visitables a través de un itinerario, datan del siglo VI y constan de partes de una cabecera de la basílica, una tumba privilegiada y una piscina bautismal

Desde el establecimiento de los visigodos en la antigua Barcino hubo dualidad de culto. Por una parte, la religión arriana de los propios visigodos y, por la otra, la católica, que ya estaba establecida en Barcelona. Cuando estos se instalaron en la ciudad, seguramente ocuparon el núcleo episcopal existente, bajo la catedral y la plaza del Rei, y los católicos fueron desplazados a Sant Just i Pastor. Las dos religiones convivieron con normalidad, permitiendo la existencia de dos centros episcopales y de dos obispos.

Ciudad y cultura

visto en Barcelona Cultura