Placeta Joan Brossa

Vale la pena pasear por allí aunque solo sea para ver el dibujo encaramado entre arbustos.
La verdad es que yo esperaba algo más significativo de lo que hay, y por supuesto más llamativo, más para los niños adultos, a la vez que los niños niños.
Pero esto es lo que hay. Menos es nada.
Rosellón 191 interior,

visto en Tot Barcelona