Norma

“No deberíamos avergonzarnos de llorar de emoción al escucharla”. Eso dijo Richard Wagner de la ópera más célebre de Vincenzo Bellini. La consideraba el ejemplo perfecto de tragedia musical. Norma está merecidamente en lo más alto del romanticismo italiano. Y esta producción enfatiza los aspectos rituales del drama, con un director emergente de la escena norteamericana, Kevin Newbury. Durante el poder romano en la Galia, la gran sacerdotisa Norma viola su voto de castidad con un procónsul romano, Pollione, con quien tiene dos hijos en secreto, pero acaba sintiéndose despechada por otra mujer. Es una heroína clásica, apasionada y vengativa. Este es el punto de partida de lo más exitoso de Bellini, el último y mejor compositor del bel canto. Esta ópera fracasó en su estreno, pero después se ha convertido en todo un éxito. Norma se estrenó en el Liceu en 1847, recién inaugurado el Teatro, y fue la tercera ópera en representarse.

visto en Barcelona Turisme