No me salen los números.

No se lo que vale la propaganda que me inunda continuamente por TVE3, lo que si se es lo que los supermercados alemanes, todos, te pagan para asegurar que el envase toma el camino del retorno de 0´15 a 0´45 Ctms .
En mi Barcelona, en el año 1966, el drapaire de la calle Parlament me abonaba una perra gorda, o sea 0´10 ctms de peseta por un envase de cava, de champagne que se le decía en aquellos tiempos.
El juego que nos pone TVE3 con los niños, hoy en día es el negocio de los adultos.
El envase tiene un coste de producción, de logística y de distribución, que representa un añadido al precio del producto con su iva incluido, incremento que se tira directamente al “tontainer” y que después volvemos a pagar de una forma u otra a través de los impuestos en el IBI por lo de la recogida selectiva.
No me hagan sentir culpable por un negocio que no es el mío.

No sé el que val la propaganda que m’inunda contínuament per TVE3, més si se

visto en Tot Barcelona