Midnight Call, cada jueves en Apolo

Una cita semanal repleta de nu-disco, R&B, hip hop old school…

No hay ninguna duda de que los Nasty Mondays, las sesiones en lunes de música de baile en la Sala Apolo, llevan unas temporadas siendo una de las referencias del ocio nocturno de la ciudad, al menos para el público joven, tanto local como internacional. Este éxito hizo pensar a sus responsables, Nasty Garage y la propia sala Apolo, que ofrecer una segunda ración, del mismo estilo pero ligeramente diferente, los martes sería bien recibido: así nacieron los Crappy Tuesdays.

Ciudad y cultura

Música

visto en Barcelona Cultura