Los de a pié, no tenemos la culpa.

Resoplidos, quejas, admoniciones y como resultado amenazas veladas al ciudadano. Como si este tuviera la culpa de que el derroche diario fuera de él. Derroche en cientos de pequeñas cosas que suman millones. Subvenciones, comisiones, cenas, fundaciones, manifestaciones, fichajes…todo a gastos de una Empresa llamada Generalitat, y como no llega la pasta para el pueblo, la amenaza velada :
Resoplidos, queixes, admonicions i com resultat amenaces vetllades al ciutadà. Com si aquest tingués la culpa que el malbaratament diari fora d’ell. Malbaratament en centenars de petites coses que sumen milions. Subvencions, comissions, sopars, fundacions, manifestacions, fitxatges…tot a despeses d’una Empresa anomenada Generalitat, i com no arriba la pasta per al poble, l’amenaça vetllada :

La Vanguardia 4 d´ agost del 2013

Pero hay pasta para lo que les he comentado, y esta es la muestra :
La nueva estrella de la radio catalana

visto en Tot Barcelona