Los ascensores de mi Universidad…

Uno, que ya es perro viejo, se las da de tolerante. Pero no es una buena definición. No lo soy. Me enervo sin mesura, pero hay detalles que dan pié a ello.
Todo vale mucho dinero y la sociedad, con sus impuestos, colabora para que se haga la vida más fácil a quien lo necesita. No toda la culpa la tiene el Ay untamiento. Ni los convenientes; ni los del pajarraco; ni los sociolistos; ni los esquerra butifarrada.
Les presento los ascensores de la Facultad de Filosofía y Letras de Barcelona, donde los universitarios van a estudiar Lógica, Metafísica, Filosofía del Lenguaje, Historia y Antropología Filosófica. Uno piensa que son personas de cultura avanzada y discernimiento profundo.
Todos no, como se puede observar.
Calle Montealegre. Barrio del Raval

Un, que ja és gos vell, sé les hi dóna de tolerant. Però no és una bona definició. No ho sóc. M’enervo sense mesura, però hi ha detalls que donen per

visto en Tot Barcelona