Lo que esconden las placas de calle: el antiguo nomenclátor de la ciudad (1960′s)

franciscotarrega3

En 1980 el Ayuntamiento aprobó la reforma de todo el nomenclátor callejero de Barcelona. Fue un cambio muy importante, ya que tras casi cuarenta años de dictadura franquista, el nomenclátor tenía que adaptarse a la nueva realidad política y lingüista del país.

Hubo numerosos cambios de nombres en calles que glorificaban a personajes y hechos ligados al franquismo, muchas otras vías fueron restituidas por sus nombres anteriores a la Guerra Civil y en todos los casos sin excepción, hubo de rotularlas de nuevo en catalán.

Las placas de las calles se fabrican con pesadas y caras losas de mármol. Había tantas por cambiar que el ayuntamiento decidió reutilizar muchas de las antiguas, girándolas y rotulando el nuevo nombre por la otra cara.

La Calle Urgel pasó a llamarse Carrer del Comte d’Urgell y en el cruce con la calle Buenos Aires se instaló una de estas placas recicladas que fue colocada sobre una especie de rejilla decorativa de un bloque de pisos.

Si uno se acerca a la parte trasera de la rejilla, puede descubrir que la otra cara de la placa esconde el cartel del antiguo callejero que pertenecía a la Calle de Francisco Tárrega (actual Francesc Tàrrega) ubicada a bastantes kilómetros de ahí, en el barrio de Sant Andreu.

franciscotarrega2

La parte delantera del letrero.

franciscotarrega1Al mirar por detrás uno descubre una placa reciclada del nomenclator.

Localización

Carrer Comte d’Urgell esquina Carrer Buenos Aires

Edificio Residencias Quinta Avenida

Districte del Eixample

francesctarrega

visto en Vestigios de Barcelona