Lana del Rey

es tan perfecta que si no fuese porque ha demostrado lo contrario, parecería un invento creado por la industria discográfica: una forma sensual de cantar y una imagen retro, sin llegar al erotismo de una pin up, pero con el glamour suficiente para ejercer como modelo, al servicio de un pop orquestal y con reminiscencias de los años cincuenta y sesenta.
Nacida en Lake Placid, Nueva York, en 2008 editó su primer single, “Kill Kill”, con el nombre de Lizzy Grant, antes de renacer transformada en una femme fatale bautizada como Lana Del Rey. Desde el principio se planteó su personaje como un misterio del que se iban desvelando pistas: primero, el vídeo de la canción “Video Games” irrumpió en las redes sociales en agosto de 2011 creando un revuelo considerable, seguido de un concierto secreto en la Grasslands Gallery de Brooklyn en septiembre. En otoño del mismo año publicaría un EP exclusivo con cuatro canciones.
Ya convertida en todo un fenómeno viral gracias a Internet, anunció su primer álbum “Born To Die” para principios de 2012. Últimamente, ha participado en la banda sonora de la nueva versión de “The Great Gatsby” (Baz Luhrmann, 2013) con la canción “Young And Beautiful”.

visto en Barcelona Turisme