La Plaça y la Font del Gall, una escultura poco conocida de Frederic Marès (1925)

gall6

Entre 1911 y 1925 una comisión urbanística decidió embellecer el Eixample, colocando una serie de fuentes ornamentales en céntricas calles y plazas del entonces nuevo distrito de Barcelona. Destacados artistas del momento colaboraron en la iniciativa, realizando esculturas de gran calidad inspiradas en la naturaleza y la vida rural catalana.

El polifacético Frederic Marès, entonces un prometedor y joven artista, recibió en 1925  los que serían los últimos encargos de la comisión. Uno de ellos, fue la Font del Gall que estaría situada cerca del cruce de la Avinguda Diagonal con el Passeig de Sant Joan.

gall5El gallo de Marès fue inmortalizado a punto de recibir la llegada de un nuevo día. Merece la pena observar el pelaje del animal.

Mucho menos espectacular que sus fuentes predecesoras, la Font del Gall ha tenido una azarosa trayectoria, a pesar de ser un trabajo de calidad y muy interesante. Originalmente en su ubicación en Diagonal, la escultura debía estar encarada hacia el Levante, de manera que cuando el sol saliera, este bañara con sus rayos al gallo, dando a la escultura una imagen de lo más realista.

Desgraciadamente la fuente sufrió las consecuencias de su céntrica localización y su poca espectacularidad aparente. En 1958 el Ayuntamiento decidió reubicarla en una pequeña plaza sin nombre, surgida de una remodelación entre la Avenida de Roma y las calles Villarroel y Casanovas.

gaLL2Una inscripción situada en la entrada, recuerda la reinaguración de la plaza en mayo de 1984.

Convertida entre los sesenta y setenta en un concurrido lugar de reunión de los vecinos, no fue hasta 1987 cuando la Plaça del Gall obtuvo el nombre oficial que a nivel popular ya ostentaba. En mayo de 1984 el Ayuntamiento reformó la plaza, que entonces ya era víctima del mal urbanismo. A pesar de un notorio cambio a nivel estético,  no se pudo evitar la degradación de un lugar algo inhóspito, en el que la fuente de Marès mantiene una ubicación poco lógica y muy desafortunada.

Mas información sobre otra de las fuentes de la Comisión del Eixample en: La Font de la Granota (1912)

gall3La Plaça del Gall en diciembre de 2013. El lugar es poco agradable y ruidoso. Un triste escenario para una bonita obra de Marès.

gall4

Localización

Plaça del Gall s/n

Entre Avinguda Roma, Carrer de Aragó y Carrer de Casanova num.150

Metro: Hospital Clinic y Urgell

gall1

visto en Vestigios de Barcelona