Grandes almacenes El Indio. 1870-2013

Cuando entré por primera vez, de la mano de mi madre, hacía años que estaba inaugurado. Pocas veces mas lo volví a pisar. No me gustaba la espera, ni las colas de las mujeres comprando por metros, gasas, telas, tules y boatas. No me agradaba el olor a humedad que desprendía, ni lo triste de su iluminación.
Tan siquiera encontraba simpático al cajero, montado encima de una tarima y escondido detrás de una National, que te premiaba la espera con un caramelo. Pero hoy, después de mas de cuarenta y cinco años, al entrar, me di cuenta que parte de la historia que me pertenece, estaba escrita entre esos montones de telas que intuyo han de desaparecer muy pronto de la vida barcelonesa.
Calle del Carmen 24 . Barrio del Raval

Quan vaig entrar per primera vegada, de la mà de la meva mare, feia anys que estava inaugurat. Poques vegades mes ho vaig tornar a trepitjar. No m’agradava l’espera, ni les cues de les dones comprant per metres gases, teles, tuls i boatas. No m’agradava l’olor a humitat que desprenia, ni el trista de la seva il·luminació.

visto en Tot Barcelona