Fragmentos de una Historia que me pertenece. XXII

Capítulo XXII
Era sabido que con la espantada de mi padre, mi madre y yo quedábamos en inferioridad de condiciones.
Pero en las barracas nada era lo que parecía, y lo que parecía no servía para nada.

visto en Tot Barcelona