Filatelia Majó, adiós

Cuando no tenía conocimiento de que las cosas se guardaban, coleccionar le llamaron los pudientes de la zona, esta Filatelia ya estaba.
Allí, en sus vitrinas, de cara a la calle, me di cuenta de que todo tenía un valor, y que el primero era el testimonial.
Este mes, sin decir nada, ha cerrado, y con ella,

visto en Tot Barcelona