El edificio Termes del Pati Llimona muestra las ruinas romanas

La instalación anexa al centro cívico contiene 17 metros de la antigua muralla romana de la ciudad, unas termas del siglo I y techos del siglo XIX

Las obras que hace tres años acabaron en el Pati Llimona dejaron al descubierto las ruinas romanas que escondía la instalación del edificio annexo en el centro cívico. Desde entonces, en el número 7 de la calle Regomir se puede ver un complejo arqueológico que constituye un espacio cultural de referencia en la ciudad, y un lugar imprescindible para entender la historia de Barcelona.

visto en Barcelona Cultura