El abrevadero del Poble-sec, testimonio de carros y arrieros

La proximidad del Poble-sec con las canteras de Montjuïc y con el puerto de la ciudad hizo que el barrio fuera, durante muchos años, sede de arrieros y carreteros. Y uno de sus principales ejes, la calle de Vila i Vilà, era camino de paso obligado. Por eso, a lo largo de su recorrido había tabernas donde los arrieros paraban a tomarse la barreja, una mezcla de bebidas alcohólicas, mientras … Sigue leyendo…

visto en Barcelona. Tenim punts en comú