Dos curiosas placas en la Iglesia de la Concepción del Carrer d’Aragó (1870)

placas5

La Parroquia de la Purísima Concepción se encuentra en la Calle Aragón muy cerca del cruce con Passeig de Gracia. Fue reconstruida piedra por piedra en su actual localización en 1870, ya que originalmente formaba parte del derruido Monasterio de Jonqueres ubicado en la actual Plaza de Urquinaona.

Aunque es una iglesia austera con un interior sencillo, lo cierto es que aporta un toque pintoresco a una zona especialmente ruidosa de la ciudad. Junto al recinto religioso, además, se encuentra escondido un pequeño parque con columpios y bancos dedicado a la memoria del Jaume Oliveras, antiguo rector de la Parroquia.

La iglesia tiene en sus paredes dos curiosas placas que nos hacen viajar atrás en el tiempo. La primera se encuentra a la izquierda de la iglesia, en el edificio rectoral, es una advertencia de tráfico en la que se lee:

“Prohibido el estacionamiento de vehículos, la circulación y uso público de este patio salvo para la entrada de los fieles al templo, por ser propiedad de la iglesia. Con reserva del derecho de cerca o supresión”

placas1

La otra placa se encuentra a la derecha de la iglesia, en el Passatge del Rector Oliveras que lleva al pequeño jardín del mismo nombre. Se trata de una insólita advertencia, que nos hace pensar en el mal estado en el que debía encontrarse la calle muchos años atrás y que hace imaginar que este callejón (hoy impoluto) era usado como vertedero e improvisado lavabo, no en vano “ensuciarse” era un modo de referirse al acto de hacer las necesidades en un lugar inapropiado.

placas3

placas4

placas2

Localización

Basilica de la Purisima Concepció

Carrer Aragó 306

y

Passatge Rector Oliveras s/n

purisimaconcepcio1

visto en Vestigios de Barcelona