Cristo en Barcelona, y entre los suyos.

Esta es la otra Barcelona, la que no es de diseño, la que no se enseña, la que nos avergüenza.
Mientras fueron imprescindibles y buena mano de obra barata, funcionaron,

visto en Tot Barcelona