52 millones de euros pasados por agua

La fantasía waldisneyliana de los nuevos encantes de Barcelona ha costado , según ellos, 52 millones de euros. Se inaugura dentro de 10 días, si el tiempo lo permite, claro.
Estos de diseño se han puesto las botas, no les enseño ninguna foto porque sus techos deslumbran, sus paredes traslúcidas emiten destellos y el lugar en donde lo han instalado es excepcional.
Pero coño, no contaban con el caprichoso tiempo cambiante de esta Barcelona del diseño y la algarada. Y mira por donde llovió, y a 10 días de inaugurarse tamaña obra daliniana, los vendedores han de aprender a nadar.
La fantasia waldisneyliana dels nous encantis de Barcelona ha costat , segons ells, 52 milions d’euros. S’inaugura dins de 10 dies, si el temps ho permet, clar.
Aquests de disseny s’han posat les botes, no els ensenyo cap foto perquè els seus sostres enlluernen, les seves parets traslúcidas emeten centelleigs i el lloc on ho han instal·lat és excepcional.
Però cony, no comptaven amb el capritxós temps canviant d’aquesta Barcelona del disseny i la algarada. I mira per on va ploure, i a 10 dies d’inaugurar-se tamaña obra daliniana, els venedors han d’aprendre a nedar.

El anuncio del traslado

L’anunci del trasllat

Desde la vista superior

vista superior

Vista superior

Con la esperanza a cuestas

Esperançats…

52 millones del erario pasados por agua

Sense comentarís …

Un paradista preparado con el paraguas en el interior del nuevo recinto

Simplement Kafkiá.

No me pregunten que es, solo se que forma parte del diseño…y que no es anti-lluvia

visto en Tot Barcelona