“1.000 merdes de gags” o el juego del absurdo en la Villarroel

Una hora intensa de gags frenéticos, consecutivos, absurdos… para no parar de risa con una de las parejas más cómicas de la escena catalana

Para reír. Sólo por el placer de risa. 1.000 merdas de gags es un espectáculo para reír mucho. Y nada más. Porque esta obra no va de nada, no tiene ningún tema en concreto ni ningún hilo conductor. Sólo quiere dar risa y lo consigue con dos “monstruos” del humor de casa nuestra, Mónica Pérez y en Jordi Ríos, muy conocidos por los espectadores por sus actuaciones en programas de televisión donde el humor es el ingrediente principal. Ya lo dicen ellos: “Con 1.000 merdas de gags no queremos más que dar risa. No queremos explicar ninguna historia, ni enviar ningún mensaje.

Artes escénicas

visto en Barcelona Cultura